spot_img

¡Olvidemos los prejuicios!

Compártelo:

«Natanael le dijo: ¿De Nazaret puede salir algo de bueno? Le dijo Felipe: Ven y ve.» (Juan 1.46)

¡Olvidemos los prejuicios!
Imagen provista por unsplash.com/@deffyall

Todos escuchamos alguna vez aquella frase que dice: «Las apariencias engañan.» ¡Cuánta verdad hay en estas palabras!

Mucha gente se pierde la alegría de conocer a otras personas por el solo hecho de tener preconceptos, es decir, piensan que son de una manera determinada, ¡cuando en realidad no es así!

Éstos son algunos de los tantísimos prejuicios que existen en el mundo:

Prejuicios raciales, debido al lugar de origen, el color de la piel, las costumbres, el idioma.

Prejuicios religiosos, en relación con la manera en que cada uno expresa su fe.

Prejuicios sociales, de acuerdo a la economía, la educación, el empleo o la cultura.

– Prejuicios sexuales, conforme a perspectivas extremas, tales como el machismo o el feminismo.

Este tipo de actitudes dificulta las relaciones interpersonales y hace prácticamente imposible que se logre una sociedad de paz, amor y comprensión mutua.

Jesús jamás tuvo ninguna clase de prejuicio. ¡Al contrario! Lograba quebrar las barreras sociales y se acercaba a todas las personas por igual, en especial a aquellas que eran despreciadas por los demás. De esa manera demostraba su amor y ofrecía su perdón para que todos tuvieran la oportunidad de confiar en él como Salvador.

¡Olvidemos los prejuicios! Alimentemos nuestra mente y nuestro corazón con las enseñanzas de la Biblia y permitamos que Dios nos guíe en cada relación interpersonal. Que nuestros pensamientos, palabras y acciones estén llenos de amor hacia nuestro Creador y hacia nuestro prójimo.

Sumérgete: Leamos los evangelios e intentemos descubrir con qué clase de personas solí

.

━ Popular

¿Quién determina nuestra «suerte»?

«La suerte se echa en el regazo; mas de Jehová es la decisión de ella.» (Proverbios 16.33) ¿Quién determina nuestra suerte? Hay personas que creen que...

¡Encontrar el amor!

«Ponme como un sello sobre tu corazón, como una marca sobre tu brazo; porque fuerte es como la muerte el amor; duros como el...

¡Arriba!

Las personas que transitan ese camino suelen pedir el apoyo de los demás, buscar la ayuda de Dios, seguir los consejos de la Biblia.

Dudas

Cuestionar, observar, preguntar, investigar y averiguar, ¡El mundo está lleno de interrogantes que las personas desean resolver a toda costa!

348 Renueven las fuerzas

¿Te ha pasado que juegas tanto tiempo, corres muchísima distancia y te cansas, pero tienes que seguir haciendo algo?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí