spot_img

¡Planifica aunque te equivoques!

Compártelo:

«Los pensamientos con el consejo se ordenan; y con dirección sabia se hace la guerra.» (Proverbios 20.18)

¡Planifica aunque te equivoques!
Imagen provista por unsplash.com/@plushdesignstudio

Durante la juventud debemos tomar decisiones importantes acerca de nuestro futuro y esmerarnos por llevarlas a cabo con firmeza y entusiasmo. Porque si no tenemos un plan de vida, nunca llegaremos a concretar nuestros sueños y deseos.

  • Debemos planificar nuestra vocación. ¿Cómo llegaremos a concretar la profesión, el oficio o el talento artístico que elegimos? ¿Dónde aprenderemos lo que se precisa para lograrlo? ¿Cómo conseguiremos el dinero para pagar los estudios? ¿Cómo utilizaremos nuestros talentos y dones para ayudar a los demás?
  • Debemos planificar nuestra familia. A menos que Dios nos dé alguna indicación específica acerca de una misión determinada, nos dará muchísima alegría la posibilidad de casarnos y formar nuestra propia familia. ¿Qué características nos gustaría que tuviera nuestro esposo o esposa? ¿Cuántos hijos quisiéramos tener? ¿Cómo pagaremos los gastos?
  • Debemos planificar nuestra personalidad. ¿Qué valores guiarán nuestras decisiones? ¿Seremos buenos amigos? ¿Cómo manejaremos las finanzas? ¿Cuáles principios guiarán
    nuestra vida? ¿De qué manera nos relacionaremos con Dios? ¿Qué haremos con el tiempo
    libre?

Planificar significa pensar en el futuro y no dejar que pase el tiempo sin tomar las riendas de nuestra vida. En otras palabras, elegir qué cosas haremos y cuáles evitaremos. ¡Dios nos ayudará en el proceso!

Sumérgete: No temamos las posibles equivocaciones y errores que pudiéramos cometer de forma involuntaria. Consideremos nuestras capacidades y la situación de vida y atrevámonos a soñar en grande. ¡Con esmero, disciplina y confianza en Dios podremos alcanzar nuestras metas!

.

━ Popular

¿Crees en los milagros?

Atrevámonos a acercarnos a Dios, a su manto celestial mediante la oración de cuerpo y alma. Solo así podremos experimentar sus bendiciones y milagros y su inmenso amor.

93 El rey Saúl tiene celos

Hay personas que cuando ven a otros triunfar y ser bendecidos por Dios, en lugar de alegrarse, sienten envidia. ¿Eres uno de ellos?

¡Necesitamos paz!

El mundo está lleno de conflictos. Necesitamos vivir en paz, y la única manera de conseguirlo es acércandonos a Dios, a sus enseñanzas y a su eterno amor.

El contexto histórico del Nuevo Testamento — Parte 1

La mayoría de los libros del NT se escribieron durante la segunda parte del siglo I d.C., y en ellos se refleja el medio...

Lección 4 – Protagonismo de la mujer

https://youtu.be/TWGR022hNzo Esta lección tiene como propósito, promover el protagonismo de las mujeres en todos los ámbitos de la vida social, económica y política en la...

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí