spot_img

¿Podemos vencer las tentaciones?

Date:

Compártelo:

«Huye también de las pasiones juveniles, y sigue la justicia, la fe, el amor y la paz, con los que de corazón limpio invocan al Señor.» (2 Timoteo 2.22)

¿Podemos vencer las tentaciones?
Imagen provista por pexels.com/es-es/@chetanvlad

Los otros ya probaron. «¡Anímate! ¡No seas cobarde y atrévete!» —dicen cada vez que hablan del asunto.

Para colmo, parece como si todos se hubieran puesto de acuerdo: los carteles en la calle, las publicidades en la televisión, las revistas y sus portadas con fotos sugestivas, la manera de vestirse y de comportarse de las personas que nos rodean…

Además, nuestro cuerpo experimenta una verdadera explosión hormonal que nos hace vivir nuevas sensaciones y tener intereses diferentes. ¡Ya no somos la misma persona! ¡Hemos crecido!

Los que dicen que tener relaciones sexuales es pecado se equivocan. ¡Dios creó a los hombres y las mujeres y les dio la capacidad de expresar su amor a través de las relaciones sexuales! Además de ser la manera de tener bebés y seguir existiendo como seres humanos, el sexo también da muchísimo placer.

El asunto es esperar hasta el día en que nos casemos. Será entonces cuando podremos disfrutar las relaciones sexuales. Ésa es la manera que Dios estableció.

Hasta entonces, ¿qué podemos hacer para vencer las tentaciones?

  • Primero, hablemos con Dios y leamos la Biblia cada día. ¡Que nuestra vida esté llena de su presencia!
  • Segundo, conozcamos su plan acerca del sexo y decidamos obedecerlo para lograr una vida feliz.
  • Tercero, ocupemos nuestro tiempo con actividades tales como el deporte, el arte y la música.
  • Cuarto, cuidemos nuestra pureza en todo lo que miremos, escuchemos y hagamos.

¡Dios nos ayudará en todo momento!

Sumérgete: Si hemos fallado pero nos arrepentimos y le confesamos nuestra falta a Dios, él nos perdonará y limpiará nuestra vida. Ahora, ¡no volvamos atrás! Pidámosle que nos ayude a vencer las tentaciones sexuales y a esperar hasta el matrimonio.

.

━ Popular

41. Tristeza

¿Cuántas cosas pueden entristecer nuestro corazón? En Dios podemos encontrar compañía, esperanza y reflexión. En este episodio descubramos por qué Dios quiere que le entreguemos nuestras tristezas.

108 Fuego y lluvia

Ahab fue un rey que guió negativamente al pueblo de Israel para adorar a otros dioses, así que Elías el profeta los puso a prueba con un desafío.

El contexto histórico del Nuevo Testamento — Parte 1

La mayoría de los libros del NT se escribieron durante la segunda parte del siglo I d.C., y en ellos se refleja el medio...

119 Los judíos deben morir

En la antigüedad el rey tenía la última palabra. Ahora, imagínate las consecuencias de una orden siguiendo un mal consejo.

Amistad verdadera

La amistad verdadera es uno de los tesoros más grandes que podemos tener. Sin embargo, hay personas que ya no creen en la amistad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí