spot_img

Preguntas que todos nos hacemos

Compártelo:

«He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo.» (Apocalipsis 3.20)

Preguntas que todos nos hacemos
Photo by Artem Maltsev on Unsplash

Hay cuatro preguntas que todos nos hacemos alguna vez en la vida con relación a Dios:

  1. ¿Me ama?
  2. ¿Puede perdonarme?
  3. ¿Tiene poder para ayudarme en mi vida diaria?

Las respuestas a estas preguntas están en la persona de Jesús:

  1. Sabemos que Dios nos ama porque Jesús murió en la cruz por nosotros.
  2. Sabemos que Dios puede perdonarnos porque allí mismo, en la cruz, Jesús perdonó al ladrón arrepentido.
  3. Sabemos que Dios tiene poder porque él mismo resucitó a Jesús de entre los muertos… ¡Él está vivo!

¿Y la cuarta pregunta?

Pues bien, la cuarta es la conclusión de las tres anteriores: «¿Qué haremos con Jesucristo, quien nos ama, puede perdonarnos y tiene poder para que vivamos una vida feliz?»

El amor, el perdón y el poder de Dios están disponibles también para cada uno de nosotros, sin importar cuál sea nuestra condición económica, social, familiar o espiritual.

Dejemos a un lado los prejuicios y démonos la oportunidad de conocer a Jesús. ¡Él nos espera con los brazos abiertos! 

Sumérgete: Si pudiéramos hacerle una pregunta a Dios y supiéramos que él nos respondería, ¿qué le preguntaríamos? ¡Expresémosle nuestras dudas en oración y leamos la Biblia para hallar las respuestas!

.

━ Popular

La curación del ciego de nacimiento

La sanidad del ciego ilustra lo que Jesús enseñó. Juan comienza con el relato de un hombre que había nacido ciego y que recibía la vista y lo termina con el juicio de Jesús a los fariseos a causa de su ceguera espiritual.

¡Planifica aunque te equivoques!

«Los pensamientos con el consejo se ordenan; y con dirección sabia se hace la guerra.» (Proverbios 20.18) Durante la juventud debemos tomar decisiones importantes acerca...

¿Conoces tu origen?

«Respondió Jesús y les dijo: Aunque yo doy testimonio acerca de mí mismo, mi testimonio es verdadero, porque sé de dónde he venido y a dónde voy.

Vivir una vida pura depende de nosotros

Cuidemos lo que hacemos, decimos, escuchamos y pensamos. Vivamos de forma pura, Dios nos dará la fuerza para lograrlo, nuestra vida le pertenece a Jesús.

304 En camino a Damasco

Cuando Dios tiene un plan preparado para nosotros, lo prepara todo para servirle, incluye la pasión para cumplir con su llamado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí