spot_img

Preguntémonos ¿Para qué? en vez de ¿Por qué?

Date:

Compártelo:

«De Jehová son los pasos del hombre; ¿Cómo, pues, entenderá el hombre su camino?» (Proverbios 20.24)
A lo largo de la historia las personas se han preguntado por qué ocurren ciertas cosas, en especial aquellas que parecen no tener una explicación clara. El sufrimiento, los problemas y la muerte son algunas de las experiencias que nos impulsan a buscar respuestas. ¡Queremos conocer las razones que se esconden detrás de todo lo que nos sucede!

Pero si deseamos avanzar en la vida y mantener el entusiasmo, aprovecharemos mucho mejor el tiempo si lo empleamos en tratar de averiguar el «para qué» de las cosas en lugar del «por qué.» En otras palabras, si nos esforzamos en pensar en las lecciones que aprendemos de cada situación que vivimos.

Desde el momento en que recibimos a Jesús y le pedimos que dirija nuestra vida, todo cobra un nuevo sentido. Ya no vivimos de un lado para el otro como quien no sabe para qué está en la Tierra. ¡Todo lo contrario! Ahora, al hablar con Dios en oración y leer la Biblia cada día, descubrimos de dónde venimos, quiénes somos y hacia dónde nos dirigimos.

Por eso, cada día y en cada circunstancia de la vida intentemos concentrar nuestra atención en descubrir el propósito de Dios detrás de cada cosa. ¡Veremos qué diferente se ve todo desde esa perspectiva!

Sumérgete: Hay cosas para las cuales nunca lograremos hallar una explicación. Sin embargo, es posible aprender de todas las experiencias aunque no las comprendamos. Tratemos de rescatar los valores, principios y lecciones que se ocultan detrás de cada situación.

.

━ Popular

¿Cómo puedo ser un mejor padre o madre?

Dios sí nos ha dado un manual para padres en la Biblia. La Biblia nos da guía en cuanto a la crianza de los pequeños.

¿Qué es la Biblia? — Parte 3

La liberación del pueblo de Israel de la esclavitud de Egipto preanunciaba asimismo la liberación de toda la humanidad de la esclavitud del pecado y de la muerte. Este mismo movimiento de la historia continúa, se prolonga y se expande en la vida de la Iglesia, que escucha, vive y anuncia la Palabra hasta los confines de la tierra.

356 Jesucristo, nuestro defensor

A Dios no le gusta que pequemos, sin embargo, sabe que lo hacemos y por eso envió a Jesús, para que podamos ser perdonados.

¿Cuáles son tus miedos?

«Busqué a Jehová, y él me oyó, y me libró de todos mis temores.»(Salmos 34.4) Anochecía en la ciudad cuando Paula regresaba de estudiar. Era...

46. Resultados

El resultado, es el producto de una serie de acciones que nos encaminan a llegar al éxito, empezar a plantearnos hacer acciones que hagan la diferencia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí