spot_img

¿Das desinteresadamente?

Date:

Compártelo:

«En todo os he enseñado que, trabajando así, se debe ayudar a los necesitados, y recordar las palabras del Señor Jesús, que dijo: Más bienaventurado es dar que recibir.» (Hechos 20.35)

¿Das desinteresadamente?
Imagen provista por unsplash.com/

La Biblia está llena de promesas para quienes obedecen a Dios y comparten con los demás su tiempo, dinero y esfuerzo. Por supuesto, si lo hacen de todo corazón, con el propósito de agradarlo a él y ayudar de veras a la gente. ¡Sus bendiciones son reales y se ven en la vida cotidiana!

Porque dar y compartir nos ayuda a ordenar nuestras finanzas. ¡Hay personas que tienen un desorden económico increíble! Nunca llegan a fin de mes, siempre están debiendo algo, no logran alcanzar sus objetivos. Pero cuando separamos una porción de nuestro dinero apenas comienza cada mes, es mucho más fácil ordenar el resto y aprender a administrarlo mejor.

Compartir con quienes no tienen lo necesario para comer, amar a la gente en forma práctica, ayudar a que la Biblia sea traducida a otros idiomas para que muchos pueblos puedan recibir el mensaje de Jesús son modos de compartir los ingresos que Dios nos da a diario.

Porque la oportunidad de ofrendarle a Dios parte de nuestro dinero nos prepara para lo que él desea hacer en nuestra vida. Nuevas oportunidades, mejoras salariales, milagros financieros, proyectos que se concretan. ¡La bendición de Dios en nuestra vida, nuestra familia y en todo lo que hacemos!

Dios nos invita a dar generosamente todo lo que somos y poseemos. ¡Sus bendiciones nos acompañarán siempre en respuesta a nuestra obediencia y alegría!

Sumérgete: Nunca demos una ofrenda sin añadirle la gratitud a Dios porque nos permite hacerlo. La Biblia enseña que todo lo que tenemos proviene de él. ¡Qué bello es compartir lo que Dios nos ha dado!

Más artículos para crecer en la fe y conocimiento de la Biblia: haz clic aquí

.

━ Popular

198 Jesús sana a un hombre en sábado

El día de reposo había sido establecido por Dios para descansar pero se había convertido en una tradición donde importaban más las leyes que las personas.

18. Abuso

En la vida, muchas veces nos enfrentaremos a abusos de cualquier tipo que rompen nuestras ilusiones y quiebran nuestra alma.

¿Realmente nos interesamos por los demás?

«Sobrellevad los unos las cargas de los otros, y cumplid así la ley de Cristo.» (Gálatas 6.2) Aquella tarde Sandra saludó a su amiga Carla...

308 Pedro visita a un oficial del ejército

Para enseñarle a Pedro sobre su amor por todos, le envía a hablar con un oficial del ejército. En el episodio de hoy descubre qué fue lo que pasó.

¿Qué debemos hacer con el enojo?

«Airaos, pero no pequéis; no se ponga el sol sobre vuestro enojo.» (Efesios 4.26) Dejar que el odio dirija nuestra vida no nos ayudará a...

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí