¿Qué dirán los demás?

¿Qué dirán los demás?

«Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio.» (2 Timoteo 1.7)

¿Qué dirán los demás?
Imagen provista por unsplash.com/@jcosens

Julio sentía una frustración muy grande porque estaba convencido de que tenía que agradar a todos todo el tiempo. Incluso por estar tan concentrado en el asunto solía ser hipócrita en sus relaciones interpersonales, pues quería «quedar bien» con todos, y eso le causaba mayor frustración y desaliento.

Pero cierto día un amigo le hizo entender que no era sano vivir cada segundo tratando de satisfacer las expectativas de los demás, y le aconsejó: «Para liberarte de esa actitud primero debes perder el temor a no ser aceptado, a ser criticado por otros.»

No fue fácil hacerle caso a su amigo. Su tendencia natural por evitar los pleitos y querer «caerles bien» a las personas fueron obstáculos que debió enfrentar. Pero finalmente se decidió, cambió su actitud y logró desarrollar su propia personalidad.

¿Tememos que los demás no nos acepten tal cual somos? ¿Hacemos y decimos lo que no nos gusta solo para ganarnos el aprecio de otras personas? ¿Nos da terror pensar que la gente pueda criticarnos?

Dios quiere liberarnos de ese temor, inclusive del miedo a la opinión de los demás. ¡Pero debemos hacer nuestra parte! Afirmemos nuestra identidad como hijos o hijas de Dios, alimentemos nuestra mente con los pensamientos positivos que provienen de la Biblia y desarrollemos una personalidad de acuerdo a lo que Dios –y no los demás– dice de nosotros. ¡Es imposible agradar a todos todo el tiempo!

Sumérgete: Leamos los siguientes pasajes bíblicos: Lucas 22.54-62 y Hechos 2.14-42. Comparemos la actitud del apóstol Pedro en ambas ocasiones y descubramos cómo se produjo el cambio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio