spot_img

¿Qué nos mueve a seguir a Dios?

Date:

Compártelo:

«Le dijo la tercera vez: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas? Pedro se entristeció de que le dijese la tercera vez: ¿Me amas? y le respondió: Señor, tú lo sabes todo; tú sabes que te amo. Jesús le dijo: Apacienta mis ovejas.» (Juan 21.17)

¿Qué nos mueve a seguir a Dios?
Photo by Dr Josiah Sarpong on Unsplash

Es importante que de vez en cuando nos preguntemos acerca de nuestra fe. ¿Por qué creemos en Dios? ¿Qué nos impulsa a seguir sus caminos? ¿En qué se basa nuestra creencia? ¿Por qué leemos la Biblia y seguimos sus enseñanzas? 

Consideremos el siguiente poema: 

«No me mueve, mi Dios, para quererte
el cielo que me tienes prometido,
ni me mueve el infierno tan temido
para dejar por eso de ofenderte. 

»Tú me mueves, Señor, me mueve verte

clavado en una cruz y escarnecido,
me mueve ver tu cuerpo tan herido,
me mueven tus afrentas y tu muerte. 

»Me mueve, en fin, tu amor, y en tal manera,
que aunque no hubiera cielo, yo te amara,
y aunque no hubiera infierno, te temiera. 

»No me tienes que dar porque te quiera,
pues aunque lo que espero no esperara,
lo mismo que te quiero te quisiera.»

Si solo existiera esta vida y no hubiera nada después, ¿seguiríamos confiando en Jesús? ¿Buscaríamos hablar con él solo para gozar de su amistad? ¿Obedeceríamos sus instrucciones por la sencilla razón de agradarlo? ¿Nos conmovería su muerte en la cruz?

Porque más allá de las bendiciones y el cielo prometido, auténticos regalos que disfrutamos cuando confiamos en Jesús, Dios está interesado en desarrollar una relación personal con nosotros. ¡Él nos ama y desea disfrutar de nuestra compañía!

Sumérgete: Aprendamos a relacionarnos con Jesús desde la juventud. No dejemos para mañana la oportunidad de conocerlo y recibir su amor cada día. 

Más artículos para crecer en la fe y conocimiento de la Biblia: haz clic aquí

.

━ Popular

131 El Señor está con nosotros

El miedo nos puede hacer mirar todo muy grande, fuerte y parecería como que no podemos enfrentarlo. Este Salmo nos recuerda que Dios es más grande.

¡Necesitamos paz!

El mundo está lleno de conflictos. Necesitamos vivir en paz, y la única manera de conseguirlo es acércandonos a Dios, a sus enseñanzas y a su eterno amor.

¡Es hora de cambios y acción!

«En esto hemos conocido el amor, en que él puso su vida por nosotros; también nosotros debemos poner nuestras vidas por los hermanos.» (1...

¿Vas a empezar un nuevo trabajo?

Cuando experimentamos cambios radicales en la vida, como el cambio de trabajo, puede ser un momento de incertidumbre. Pero tranquilo. La Biblia te dice cómo debes pensar en este cambio.

Dios escucha tu grito

Dios escucha nuestros gritos de victoria, auxilio, enojo y dolor! Si lo buscamos y se lo pedimos, promete respondernos con amor, ternura y pasión.
Artículo anteriorAprendamos a dar pasos firmes en la fe
Artículo siguiente01. Únicos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí