spot_img

¿Quién eres?

Date:

Compártelo:

«Porque el Señor es el Espíritu; y donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad. Por tanto, nosotros todos, mirando a cara descubierta como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados de gloria en gloria en la misma imagen, como por el Espíritu del Señor.» (2 Corintios 3.17-18)

¿Quién eres?
Imagen provista por unsplash.com/@brucemars

Personas que jamás utilizarían un disfraz para asistir a una fiesta o participar en determinadas actividades, día tras día no tienen inconvenientes en ocultar su verdadera personalidad detrás de sonrisas, palabras y gestos.

Los seres humanos acostumbramos tener un triple concepto interior: lo que deseamos que los demás piensen de nosotros, lo que pensamos en relación con nosotros mismos y lo que sabemos que somos realmente. La falta de coherencia entre estos tres aspectos es lo que lleva a la gente a emplear «disfraces» y «máscaras» que ayudan a mostrar una imagen temporal que solo perjudica las relaciones interpersonales y produce frustración en el alma.

Por eso la Biblia enseña acerca de la importancia de examinarnos a nosotros mismos y descubrir quiénes somos, de qué manera vivimos, cuáles son nuestras tentaciones y debilidades, qué estamos haciendo con las bendiciones que Dios nos concede.

¡Abandonemos hoy mismo todo «disfraz» y descubrámonos tal cual somos! Es probable que cueste un poco al principio, pero pronto comenzaremos a disfrutar de la verdadera autoestima que necesitamos para desarrollar todo nuestro potencial.

¡Qué bueno cuando logramos ser lo que parecemos! ¡Hacer lo que decimos! ¡Vivir como personas libres y sinceras!

Porque los disfraces solo sirven para las obras de teatro o determinadas festividades, pero nunca como una manera de relacionarnos y enfrentar la realidad.

Sumérgete: Saber quiénes somos y conocer lo que Dios ha hecho en nuestra vida nos ayudará a vivir con humildad, sinceridad y alegría. ¡Jamás precisaremos de «disfraces» o «máscaras» para aparentar algo que no somos!

.

━ Popular

¿Qué nos mueve a seguir a Dios?

Es importante que nos preguntemos acerca de nuestra fe. ¿Por qué creemos en Dios? ¿Qué nos impulsa a seguir sus caminos?.

210 La siembra de las semillas

Jesús explicaba enseñanzas profundas con relatos sencillos. Uno de ellos es la parábola del sembrador, o de la siembra de las semillas.

122 Amam es enviado a la horca

En ciertas ocasiones hacemos planes para causar daño a otros, sin imaginar que esos planes se revertirán, haciéndonos daño. 

¡La vida es un cambio permanente!

«No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad...

¿Hay áreas de tu vida que son solo tuyas?

«Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación.» (Romanos 10.10) Hoy en día usamos la palabra «señor»...

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí