spot_img

¡Es tiempo de echar raíces!

Compártelo:

«El justo florecerá como la palmera; crecerá como cedro en el Líbano. Plantados en la casa de Jehová, en los atrios de nuestro Dios florecerán.» (Salmos 92.12-13)

¡Es tiempo de echar raíces!
Imagen provista por unsplash.com

El inmenso árbol del parque hizo que Laura se preguntara cómo era posible algo así. Enormes ramas que sostienen un follaje abundante. Un tronco ancho y robusto que sostiene la copa a pesar de las tormentas. Ella no estuvo allí cuando lo plantaron y, probablemente, el árbol siga en su sitio cuando Laura exhale su último aliento. ¡Un verdadero milagro de la naturaleza!

Como parte de una investigación para la escuela descubrió algo muy interesante: el tamaño, la extensión y la profundidad de las raíces de muchas especies de árboles son el secreto de su permanencia en el tiempo. Del suelo toman todos los nutrientes que los ayudan a crecer y mantenerse vivos a través del tiempo, y se aferran de una manera tal, que es prácticamente imposible moverlos.

Laura no pudo evitar comparar lo aprendido con su propia vida. Enseguida entendió que mucha gente…

…gasta más tiempo en su apariencia que en cuidar su ser interior;
…piensa que tendrá un corazón feliz si compra o consigue cosas externas;
…cae ante los problemas porque suele descuidar los valores que hacen a la felicidad.

¿Cómo están nuestras raíces? ¿Cuáles son nuestras convicciones? ¿Cómo está nuestra relación con Dios?
Aprendamos de la naturaleza: para crecer fuertes y sanos necesitamos dedicar tiempo a nuestra vida espiritual. ¡A echar raíces!

Sumérgete: Más importante que la apariencia es quiénes somos en realidad. Y eso se logra día a día, mediante un tiempo de diálogo con Dios en oración y lectura de la Biblia.

Más artículos para crecer en la fe y conocimiento de la Biblia: haz clic aquí

.

━ Popular

123 Una oportunidad para sobrevivir

Amam había decretado muerte para los judíos por el enojo que había en su corazón, pero Ester convenció al rey de que era una decisión incorrecta.

¿De quién depende tu felicidad?

La felicidad de una persona no depende de lo que digan o hagan los demás, aunque se trate de los propios padres, sino del amor de Dios por cada ser humano.

El círculo que encierra a todos

Romanos 3.9-24 Introducción «Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree...

44. Tic tac

Textos bíblicos: Eclesiastés 3:1  Hay momentos en los que parece que todo florece, la vida nos sonríe y hay veces que es todo lo contrario....

Narrativa — Parte 1

En este primer artículo analizaremos la poética («confección») de la narrativa hebrea. Para iniciar nuestro estudio del género literario «narración» o «relato», usaremos el pasaje de Jueces 3.12-30. A partir del estudio de la trama, nos moveremos a otros elementos que nos ayudarán a conocer mejor el género literario «narración».
Artículo anterior
Artículo siguiente

2 COMENTARIOS

  1. Aunque envejezcan sus raíces en la tierra, y muera su tronco en el polvo, al olor del agua reverdecerá y como una planta {joven} echará renuevos. Job 14: 7 – 9.
    en definitiva la palabra de Dios , el rocío y la frescura de su santo espíritu a vitalidad a la fe que mora en nosotros y la semilla de su palabra santa enraíza profundamente en nuestros corazones y se desarrolla poderosamente en nosotros como la parábola del grano de mostaza . AMEN ; GLORIA A DIOS .

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí