spot_img

¡Somos iguales ante la misericordia de Dios!

Compártelo:

«Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; mas Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros.» (Isaías 53.6)

¡Somos iguales ante la misericordia de Dios!
Imagen provista por pexels.com/es-es/@pixabay

La Biblia enseña que todos los seres humanos somos iguales. Por supuesto, cada uno con sus propias características, pero todos compartimos elementos en común que nos unen y nos hacen miembros de la misma gran familia humana.

  • Somos iguales en nuestro origen. Idiomas, costumbres y nacionalidades distintas, pero todos provenimos de Dios, que creó a nuestros primeros padres.
  • Somos iguales en nuestro físico. Colores, tamaños y pesos diferentes, pero todos tenemos un corazón que mantiene en funcionamiento nuestro cuerpo. ¡Y compartimos el aire que respiramos!
  • Somos iguales en nuestra fragilidad. Nos enfermamos, accidentamos, padecemos el dolor, sufrimos la soledad, necesitamos el descanso diario y, aunque no nos guste la idea, algún día moriremos.
  • Somos iguales en nuestros anhelos. Caracteres, creencias y valores distintos, pero todos sentimos la misma necesidad de ser amados y valorados, y deseamos alcanzar la felicidad y la realización.
  • Somos iguales en nuestra necesidad de conocer a Dios. Aunque algunos se muestren reacios y nieguen su existencia, todos tenemos el mismo vacío espiritual y necesitamos llenarlo con el amor de nuestro creador. Hasta que no confiemos en Jesús como Señor y Salvador, nada ni nadie podrá satisfacer ese profundo vacío interior.

La diferencia principal entre los seres humanos se halla en la respuesta que cada uno le ofrece al amor de Dios. Su misericordia y perdón están disponibles para todos, pero solo quienes deciden acercarse y recibir sus favores, logran disfrutar de una vida en plenitud.

Sumérgete: Lo maravilloso de las buenas noticias de Jesús es que cada persona puede acercarse a él con libertad y confianza. ¡Su promesa es que no echará a nadie sino que espera que todos lo busquen de corazón!

.

━ Popular

73 Sansón dice una adivinanza

Sansón era muy fuerte, pero no era sabio en sus decisiones. Su falta de carácter fue un tropiezo constante que trajo consecuencias a su vida.

¿Qué pensamos nosotros acerca de la Navidad?

La Navidad no trata de regalos costosos. Si sientes que a tu vida le falta algo, hazte el mejor regalo, abre tu corazón a Jesús.

32. Por qué

Cuando sientes que no salen las cosas, empiezan las dudas y cuestionamientos hacia Dios. Cuestionar no está mal, porque lo hacemos cuando sucede algo que no podemos entender. La realidad es que la mayoría de los "por qué" tienen respuesta. Escuchemos en este episodio a continuación qué es lo que quiere Dios con nosotros.

Un evangelio con consecuencias para la vida

Una de las grandes tragedias en el mundo cristiano de hoy es que muchos creyentes sienten que la salvación tiene que ver únicamente con ir al cielo o salvarse del infierno.

El éxito verdadero

No hay nada malo en querer que otros disfruten de nuestro talento. Pero no debemos confundir nuestros logros con tener éxito en la vida.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí