spot_img

Somos lo que practicamos en secreto

Date:

Compártelo:

«Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios.» (1 Corintios 6.20)

Somos lo que practicamos en secreto
Imagen provista por unsplash.com/@tinaflour

El pastor de una iglesia cristiana tenía un pequeño cuadro en su oficina que decía: «La vida en secreto es el secreto de la prosperidad espiritual.» Cada vez que entrevistaba a alguien, solía referirse a esa leyenda y enseñarle a la gente qué significa vivir como un auténtico seguidor de Jesús.

Cada uno es lo que practica en secreto. Porque más allá de lo que les mostramos a los demás, Dios mira nuestro corazón y sabe lo que pensamos y hacemos cuando nadie puede vernos.

Como jóvenes deseamos tener éxito en la vida. ¿Quién no? Todos queremos progresar y ser cada día más felices. Cada uno en el desarrollo de su vocación y gustos personales, pero todos con el deseo de tener un futuro cada vez mejor. ¡Y eso está muy bien!

Si queremos crecer y desarrollarnos en cada área de la vida, empecemos por el principio.

Ahora, durante la juventud, aprendamos a vivir como personas que no tienen nada de qué avergonzarse. ¡Al contrario! Busquemos en secreto la ayuda de Dios, pidámosle que nos guíe y enseñe a vivir, y esforcémonos cada día por incorporar los valores y principios que nos llevarán a la victoria.

Recordemos que quien seamos en secreto determinará la bendición y la prosperidad de Dios en todo lo que hagamos.

Sumérgete: Tal vez hoy sea el día en que debamos renunciar a esas cosas que hacemos cuando nadie nos ve, pero que sabemos que desagradan a Dios y no benefician nuestro crecimiento espiritual. Confesemos nuestros pecados, arrepintámonos y comencemos de nuevo con el amor, el perdón y la paz de Jesús.

.

━ Popular

47 La última plaga

La terquedad del Faraón llegó a su máximo nivel. Ya no solo había plagas de mosquitos, ranas, sino también estaba dispuesto a ver morir.

208 La mujer enferma y la hija de Jairo

Imagínate tener una hija pequeña y que te enteres que falleció justo cuando esperas un milagro. Dos situaciones muy difíciles que conoceremos.

¡Que las burlas no nos hagan renunciar!

A veces hay personas que solo saben reírse o burlarse de quienes tienen convicciones firmes. Algunos ya lo hemos experimentado en la escuela o en el vecindario. ¡No les prestemos atención! Sigamos adelante, pues al hacerle caso a Dios experimentaremos una vida plena y feliz, y nuestro ejemplo será de inspiración para muchísima gente.

206 Mujeres ayudaban a Jesús

Jesús no vino solo por los hombres. Entre sus discípulos estaban varias mujeres que lo acompañaban y aprendían con él. Él no dejaba afuera a nadie.

¡Vale la pena hacer el bien!

«No nos cansemos, pues, de hacer bien; porque a su tiempo segaremos, si no desmayamos.» (Gálatas 6.9) La gente necesita ser comprendida, abrazada, respetada y...

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí