spot_img

¿Te preocupa solo tu bienestar?

Date:

Compártelo:

«Ninguno busque su propio bien, sino el del otro.» (1 Corintios 10.24)

¿Te preocupa solo tu bienestar?
Imagen provista por unsplash.com/@pabloheimplatz

El odio es lo contrario al amor. La indignación brota como resultado de permitir que el enojo domine nuestro corazón. ¡Y cómo se enoja uno cuando sufre o ve que otros padecen injusticias! No podemos odiar a otra persona sin un motivo. En cambio sí podemos decidir amar a los demás, a pesar de que al principio no lo sintamos. ¡Porque el amor es una decisión!

Pero lo opuesto al amor es el egoísmo: elegir pensar en nosotros mismos antes que en otras personas. Poner en primer lugar nuestros deseos, gustos y opiniones. ¡Vivir sin tener en cuenta lo que Dios quiere!

El egoísmo es la causa principal de las peleas entre amigos, el motivo más común que provoca la separación de las parejas, la razón por la que suelen iniciarse las guerras, el origen de muchas crisis económicas, la causa de tanta violencia en las calles.

¿Qué ocurriría si todos nos preocupáramos porque los demás estén bien? ¿Si cada día hiciéramos algo para acompañar a la gente que se siente sola, ayudar a los desamparados, animar a los que están deprimidos, decir palabras de esperanza en vez de quejarnos? ¿Qué pasaría si todos pusiéramos a Dios en primer lugar en nuestra vida? ¡Seguro que viviríamos en un mundo mejor!

Porque Dios nos ama podemos conocer el verdadero amor. ¡Y de esa manera podremos amarnos a nosotros mismos y compartir el amor con los demás!

Sumérgete: Reflexionemos acerca de nuestra manera de hablar. ¿Hay malhumor y quejas? ¿Siempre hablamos de nosotros y de nuestros problemas? Pidámosle a Dios que nos ayude a superar cualquier actitud egoísta y comencemos a preocuparnos también por lo que les pasa a los demás.

.

━ Popular

Hallan una inusual iglesia de hace 1300 años cerca del bíblico Monte de la transfiguración

La Autoridad Arqueológica Israelí (AAI) ha anunciado el descubrimiento de los restos de una iglesia de 1300 años de antigüedad cerca del monte Tabor, el bíblico Monte de la Transfiguración.

202 La búsqueda del tesoro

Todos queremos algo para atesorar ¡la lista es inmensa! Pero Jesús hace una reflexión al respecto, cuestionando cuál debería ser el tesoro que busquemos. 

269 El rey sirviente

Jesús sabía que su momento de morir estaba cerca y hace con sus amigos más cercanos algo nunca antes visto…¡les lava los pies!

¿Envidia?

«El corazón apacible es vida de la carne; mas la envidia es carcoma de los huesos.» (Proverbios 14.30) Marita tenía envidia del novio de Rosa......

¡Escuchemos más y hablemos menos!

Para relacionarnos mejor con los demás es entender que la comunicación es un proceso de intercambio más que un cuadro que podemos dibujar en una pizarra.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí