spot_img

¡Dejemos a un lado la timidez!

Compártelo:

«Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio.» (2 Timoteo 1.7)

¡Dejemos a un lado la timidez!
Imagen provista por pexels.com/es-es/@mixu-513809

¡La timidez es una de las principales barreras para lograr buenas relaciones! Impide que la gente se muestre tal cual es y de esa forma se frena el desarrollo emocional y espiritual que Dios desea darle.

Si somos personas tímidas, sigamos estos consejos que nos ayudarán a triunfar:

1) Entreguémosle a Dios nuestras preocupaciones y ansiedades. Pidámosle que nos ayude y nos provea las fuerzas necesarias para superar toda limitación.

2) Comencemos con personas conocidas. Busquemos gente de nuestra confianza y practiquemos diversas maneras de comunicación: mirar a los ojos cuando nos hablen, hacer preguntas y comentarios…

3) Preparémonos para las situaciones de mayor timidez. Ensayemos lo que diremos en una llamada telefónica, escribamos la presentación que haremos frente a nuestros compañeros, imaginemos cómo serán las situaciones que enfrentaremos…

4) Consideremos que los demás son seres humanos como nosotros. Más allá de los títulos o rótulos que la gente suele utilizar, recordemos que todos tienen las mismas necesidades y que, en definitiva, todos somos iguales a los ojos de Dios.

5) ¡Animémonos a vencer! A medida que nos esforcemos y decidamos superar nuestros complejos, lograremos cambios en nuestra manera de ser que nos ayudarán a relacionarnos mejor con los demás y alcanzar nuestros objetivos.

Sobre todo, en ningún momento bajemos los brazos ni permitamos que otros nos desanimen. ¡Dios nos dará la capacidad para triunfar y conseguir la victoria!

Sumérgete: No escondamos los complejos, sino pongámoslos delante de Dios en oración. Él nos ayudará a reemplazar lo que nos estorba con su amor, seguridad y confianza.

Más artículos para crecer en la fe y conocimiento de la Biblia: haz clic aquí

.

━ Popular

¡Pongámonos en los zapatos de otro!

Hay que aprender a ponerse en los zapatos del otro ¿Has pensado lo que ocurriría si Dios nos tratara de la misma manera en que tratamos a los demás?

354 Deberes de todos los cristianos

Debemos vivir en paz, amando a los demás, ser bondadosos.

36. Lucha

La vida es una lucha continua en la que nunca debemos darnos por vencidos. Debemos luchar en todo momento para alcanzar la victoria y la vida plena con Dios. Escuchemos en este episodio el regalo que él tiene con nosotros.

Y entonces llegará el fin

En el corazón de cualquier avivamiento está la relación con Jesucristo. Ya sea que el avivamiento venga sobre un solo corazón o el de toda la iglesia, la gente verá a Jesús más claramente y se acercará a él más íntimamente.

¡Planifica aunque te equivoques!

«Los pensamientos con el consejo se ordenan; y con dirección sabia se hace la guerra.» (Proverbios 20.18) Durante la juventud debemos tomar decisiones importantes acerca...

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí