Un modelo del templo de Herodes

Un modelo del templo de Herodes

Ladrillo por ladrillo, Alec Garrard trabajó afanosamente por más de 30 años en una recreación asombrosa del templo de Herodes. Sin embargo, a pesar del enorme trabajo, este granjero, jubilado, nunca creyó llegar con vida para completarlo, pues permanentemente creaba más elementos para agregarle.

Su pasión por la religión y los edificios fue lo que llevó a Alec a comenzar la construcción hasta llegar a su medida final 12 x 20 pies (3,6 x 6 metros).

Su recreación del templo es tan increíble que algunos de los expertos en arqueología más renombrados del Museo Británico han ido a verlo.

Alec Garrard ha recreado la que hoy se considera como la más auténtica reproducción del templo de Herodes que existe en el mundo.

«Tuve muchas ofertas de personas que querían comprarlo, pero no está a la venta», comentó Alec.

El templo original, construido antes de Cristo, fue destruido por el emperador Tito en el 70 d.C.

Cuando Jesús iba a Jerusalén, el templo ya estaba completo. Había sido terminado por Herodes, después de 46 años de construcción. En la parte conocida como el patio de Salomón, Jesús discutía con los fariseos.

La foto siguiente, que muestra el modelo en su recreación del patio de la oración, en una escala de 1:100, nos permite ver la extraordinaria atención que Alec puso a los detalles. Él mismo coció y pintó cada ladrillo de arcilla y cada una de las 4000 diminutas figuras humanas que utilizó para «poblar» los alrededores.

Los expertos creen que el modelo, que ya ha atraído a miles de visitantes de todo el mundo, es la mejor representación del templo de Herodes.

«Si bien he trabajado por décadas, nunca podré terminarlo. Siempre encuentro algo nuevo para agregarle», dijo el Sr. Garrard entusiasmado.

El Sr. Garrard empleó más de tres años para investigar sobre el templo hasta que finalmente se sintió bastante seguro como para comenzar el modelo, completamente hecho a mano.

El señor Garrard empleó varias horas, cada día, para agregar o mejorar su modelo, hay muchos detalles que quiso añadir o mejorar para que el templo mejore día a día y que llegue a ser lo que es hoy en día.

 La editorial Portavoz publicó en 2003 «La magnificencia del templo»; un libro con la historia del autor y la obra de su vida.

Scroll al inicio