spot_img

Vanas repeticiones

Date:

Compártelo:

«Y orando, no uséis vanas repeticiones, como los gentiles, que piensan que por su palabrería serán oídos.» (Mateo 6.7)

Vanas repeticiones
Imagen provista por unsplash.com/@rosiefraser

Jesús nos enseña a orar de corazón y no con meras repeticiones. Hay personas que dicen bellísimas oraciones, pero en realidad sus palabras no reflejan una relación de amor con Dios. ¡Al contrario! Son frases y pensamientos aprendidos de memoria que se repiten una y otra vez solo por costumbre.

Pero nosotros, cuando hablemos con Dios cada día, debemos hacerlo con respeto y humildad, pero también con la confianza de saber que nos acercamos a nuestro Creador, quien nos ama y desea lo mejor para nuestra vida.

Es cierto que a medida que aprendamos a orar, conozcamos las enseñanzas de la Biblia y crezcamos en nuestro compromiso con Jesús, habrá ciertas palabras con las que sentiremos mayor comodidad. Eso también ocurre en las relaciones humanas: hay saludos, formas de hablar y frases que utilizamos a diario con la gente que nos rodea.

El problema no es reiterar expresiones o decir cosas que ya mencionamos en otro momento. Por supuesto que es bueno renovar las maneras e incorporar nuevas expresiones porque la oración es un diálogo dinámico con Dios, no un monólogo del cual participamos en soledad.

El asunto más importante es considerar nuestra oración como la oportunidad de relacionarnos con nuestro Creador y permitirle dirigir nuestra vida. ¡Una conexión directa con Dios en la que le manifestamos nuestro amor y recibimos su bendición cada día!

Sumérgete: Debemos cuidar que nuestro tiempo diario de oración no se convierta en un aburrimiento del cual nadie quiere participar. Recordemos que estamos delante del creador del universo, quien nos ama y nos ofrece su amor, perdón y paz.

.

━ Popular

La importancia de las traducciones de la Biblia en diferentes idiomas en el mundo

En la actualidad hay 6880 idiomas en el mundo hablados por más de 7400 millones de personas, de los cuales 648 poseen Biblias, 1432...

299 Todas las cosas eran de todos

El Señor seguía haciendo que su pueblo crea en él y sean salvos, las personas estaban llenas del Espíritu Santo y daban todo lo que tenían.

Tengamos un espíritu crítico

Dios desea que los seguidores de Jesús tengamos un espíritu crítico. Quiere que aprendamos a darnos cuenta si lo que vemos y escuchamos es totalmente cierto o no.

288 La tumba vacía

Un día vas a la tumba de tu maestro para limpiarla y ¡no está! ¿Se robaron el cuerpo? Eso le pasó a las mujeres que acompañaban a Jesús.

Oraciones — Parte 1

El niño aprende a hablar porque su padre habla con él; aprende el lenguaje del padre. Nosotros aprendemos a hablar con Dios porque él nos ha hablado y nos habla. En el lenguaje del Padre celestial aprenden sus hijos a hablar con Dios.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí