spot_img

Vidas que dejan huellas

Compártelo:

Para entender mejor cómo y cuáles son las vidas que dejan huellas vamos a hacer un ejemplo práctico de nuestra propia experiencia:

Pensemos en nuestro pasado y tratemos de recordar qué dijeron nuestros maestros y profesores, las enseñanzas y los regalos que hemos recibido durante la niñez, las fórmulas y los conceptos que hemos aprendido. Con el reloj en la mano, dediquemos cinco minutos para escribir en un papel las cosas que recordamos. ¿Listo?

Ahora tomemos otra hoja en blanco y escribamos los nombres de las personas con quienes hemos vivido los momentos más felices, esa gente que nos enseñó con su ejemplo y sus palabras, los hombres y las mujeres que nos ayudaron y estuvieron a nuestro lado cuando más los necesitábamos. Tomemos otros cinco minutos para realizar este ejercicio.

¿Cuáles son los resultados de esta tarea? ¿Qué parte nos pareció más difícil?

La mayoría de la gente suele decir que le resulta más fácil recordar los nombres de quienes influyeron en su vida antes que acordarse de los conceptos, las ideas y los buenos consejos.

«Hermanos, sed imitadores de mí, y mirad a los que así se conducen según el ejemplo que tenéis en nosotros.» (Filipenses 3.17)

Esa maestra que nos ayudó a entender lo que no lográbamos comprender, ese amigo que nos visitó mientras estábamos enfermos, esa tía que nunca se olvidaba de nuestro cumpleaños y siempre nos daba un regalo, esa compañera de estudios que nos hizo una copia de sus notas de clase cuando estuvimos ausentes, personas cuyas actitudes son difíciles de olvidar.

Que nuestra manera de vivir, de hablar y de relacionarnos con los demás deje buenos recuerdos en quienes nos rodean. Seamos vidas que dejan huellas.

Encuentra más artículos haciendo clic aquí

.

━ Popular

344 Lo que Tito debía hacer en Creta

Tenía un gran desafío, pero tenía un manual que seguir por lo que la tarea era un poquito más sencilla. 

341 Las falsas enseñanzas

Hoy escucharemos sobre cómo reconocer cuando alguien quiera enseñarnos algo que no es lo que Dios quiere para nosotros.

La vocación y la Biblia – Parte 1

Vocación es lo que permite que una persona dedique su vida al servicio de personas enfermas, o de niños o de una causa política o ecológica.

Mi casa

«Si Jehová no edificare la casa, en vano trabajan los que la edifican; si Jehová no guardare la ciudad, en vano vela la guardia.»...

Un Dios jardinero

En el inicio del Génesis, la narración muestra a Dios creando el universo. Después de haber hecho al hombre, Dios se detiene a plantar un jardín para colocar allí a su criatura, modelada por sus manos con arcilla y vivificada con amor por el soplo de sus labios. Todo un artesano que toma cuidado de su obra de arte y la dispone para que se multiplique, llene la tierra y la ponga bajo su dominio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí