spot_img

Vivamos nuestra fe sin máscaras

Date:

Compártelo:

«Ninguno tenga en poco tu juventud, sino sé ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza.» (1 Timoteo 4.12)

Vivamos nuestra fe sin máscaras
Imagen provista por unsplash.com/@rhett__noonan

Uno de los motivos por los que algunas personas no se acercan a Dios es la falta de sinceridad en quienes dicen ser creyentes. Todos queremos disfrutar de la vida, tener paz, conocer el verdadero amor y saber que nuestros pecados pueden ser perdonados. El problema está en quienes dicen seguir a Jesús pero viven su vida dando mal ejemplo.

  • No se puede decir que uno ama a Jesús pero al mismo tiempo menosprecia a los demás.
  • No se puede hablar del perdón de Dios y a la vez guardar rencor hacia quienes nos han ofendido.
  • No se puede pedir que la gente cumpla los mandamientos mientras uno mismo los desobedece.
  • No se puede trabajar por la paz del mundo y promover el odio y la guerra entre hermanos.

¡Qué feo es darle lugar a la hipocresía! ¡Todo lo contrario a lo que significa seguir a Jesús!

Porque cuando creemos en Dios y recibimos a Jesús como salvador de nuestra vida, la transparencia y la sinceridad deben adornar nuestro carácter. En otras palabras, la gente debe ver en nosotros un ejemplo de amor, paz y alegría.

Esto no quiere decir que seamos personas perfectas y sin errores. ¡Al contrario! A pesar de vivir en un mundo lleno de tentaciones y cometer equivocaciones, vivamos nuestra fe sin máscaras y sin creernos superior a los demás. ¡Amamos a Dios y a las personas!

Sumérgete: Jesús quiere que seamos un ejemplo de su amor. Que podamos compartir con los demás el perdón, la misericordia y la amistad que él nos da cada día.

.

━ Popular

Arqueología de la época del Antiguo Testamento – Parte 1 

  «La arqueología es una búsqueda constante, jamás una conclusión; es un viaje de nunca acabar. Todo es tentativo, nada es final». Paul Bahn Por Edesio Sánchez Cetina Introducción ¿Qué es arqueología,...

43 El arbusto que ardía sin fósforo

Desde niño, Dios había cuidado a Moisés. Ahora, muchos años después y lejos de su país natal, tuvo un encuentro que cambió su vida. 

6 Los dos hermanos

Aún en los momentos más difíciles, Dios nos bendice. Hoy descubriremos qué fue lo que Eva recibió de parte de Dios.

El texto del Antiguo Testamento — Parte 2

Canonización del Tanak:  En las líneas anteriores se ha esbozado a grandes rasgos la historia de la formación del Antiguo Testamento.

¡Nada se puede comparar con el amor!

«Nadie ha visto jamás a Dios. Si nos amamos unos a otros, Dios permanece en nosotros, y su amor se ha perfeccionado en nosotros.»...
Artículo anterior¿Qué dirán los demás?
Artículo siguienteDecisiones

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí