spot_img

¿Y nosotros? ¿Hemos nacido de nuevo?

Compártelo:

«Respondió Nicodemo y le dijo: ¿Cómo puede hacerse esto?» (Juan 3.9)

¿Y nosotros? ¿Hemos nacido de nuevo?
Imagen provista por unsplash.com/@carlonavarro

Era un hombre bueno, correcto y amable. Todo parecía marchar bien: su familia, las amistades, las finanzas. Sus compañeros lo apreciaban por su conducta intachable y su ejemplo de vida. Las personas solían acercarse a él y pedirle que les explicara distintos temas relacionados con la fe.

Sin embargo, Nicodemo tenía inquietudes que no lograba resolver. Su corazón latía más fuerte cada vez que escuchaba las palabras de Jesús, el Maestro, y sabía que necesitaba conocer más acerca de sus enseñanzas y milagros.

Por eso decidió llegar hasta él en la oscuridad de la noche, evitando así las miradas de los críticos. ¡Era de entender! La mayoría de los líderes no veía con buenos ojos a Jesús.

Pero Nicodemo se animó y de esa manera dio lugar a uno de los diálogos más famosos de la historia. Durante esa breve conversación escuchó algo que nunca había considerado: la necesidad de cada ser humano de nacer otra vez.

¡Al principio no entendió nada y pensó que se trataba de algo imposible! ¡A quién se le ocurriría decir algo así! ¡Imagínate! ¡Volver a ingresar al vientre materno!

Sin embargo, minutos más tarde comprendió que Jesús le hablaba de un nacimiento espiritual. En otras palabras, descubrir el gran amor de Dios por cada ser humano, creer en él como Dios y salvador y recibir el regalo de la vida eterna.

Al parecer, Nicodemo pensó mucho en aquel asunto y finalmente decidió experimentar esa verdad en su propia vida. ¿Y nosotros? ¿Hemos nacido de nuevo?

Sumérgete: Para disfrutar la vida que Dios nos ofrece solo necesitamos creer en Jesús. Eso es otra manera de decir que debemos confiar en él como Salvador, entregarle nuestro amor e intentar seguir sus enseñanzas cada día. ¡Su Espíritu Santo vivirá en nosotros y nos ayudará a crecer en la fe!

.

━ Popular

352 La amistad con el mundo

Hay muchas cosas que pueden manchar el diseño original que Dios creó en nosotros.

310 Pedro escapa de la cárcel

Pedro estaba encarcelado, custodiado por dos guardias; era casi imposible que escapara. De pronto ocurre algo que nadie pudo controlar.

317 Pablo en Corinto

Pablo invirtió mucho tiempo en la enseñanza del mensaje de salvación. En Hechos 18 nos cuenta que se quedó durante un año y medio.

¡No tengas miedo, confía en Dios!

«Oyéndolo Jesús, le respondió: No temas; cree solamente, y será salva.» (Lucas 8.50)

295 El consolador

Jesús tuvo doce discípulos que con el poder de Dios empezaron a hablar a muchísimas personas sobre el evangelio ¡en diferentes idiomas!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí